CUANDO NADIE NOS VE...

 

 

Cantaba (o algo) Alejandro Sanz: “Cuando nadie me ve puedo ser o no ser; Cuando nadie me ve pongo el mundo al revés; Cuando nadie me ve no me limita la piel; Cuando nadie me ve puedo ser o no ser; Cuando nadie me ve…”.

Mira, Alejandro, cuando nadie te ve lo que harás, seguramente, será rascarte el Ohio porque se te clava la gomita del calzoncillo, probablemente te saques algún moquito o te comas medio kilo de helado a cara perro, con topping y siropes, y luego un paquete de pipas mientras ves a los gemelos de la tele hacer reformas sin control.

Eso es lo que hacemos cuando nadie nos ve, bueno, eso u otras cosas, que no todos llevamos calzoncillos.

Si fueras invisible…

El primer año de carrera tuvimos la asignatura de Psicología social, un oasis de frescor intelectual en medio de un programa académico plagado de teoría básica (necesaria, sí, pero árida de pelotas). El profesor, un crack, un día nos dijo que apuntáramos en un papel qué tres cosas haríamos si pudiéramos ser invisibles a nuestro antojo. Todo anónimo, sin nombres.

Luego recogió nuestros secretos en formato folio y tras mezclarlos, los leyó.

Antes de seguir con la historia, quiero pregunarte, ¿qué harías tú? No hagas trampa y piensa tus tres cosas. ¿Ya? Vamos.

En un porcentaje altísimo esas tres cosas que apuntamos eran actividades ilegales: entrar en un banco y robar, en un concesionario y llevarte un coche, ir al vestuario contrario a ver la peña en pelotas, cambiar las notas… De las tres cosas que has pensado tú, ¿son todas legales?

Si no lo son no te angusties, el porcentaje, de acuerdo con nuestro profesor, de conductas “no precisamente prosociales” era altísimo (no recuerdo los datos concretos, esta clase tuvo lugar hace la friolera de 20 años -soy mayor-). He estado buscando la teoría que subyace de todo esto, que tiene que ver con la conducta social, los límites, las leyes, pero no lo he encontrado (ya lo haré, pero… si sabes de qué estoy hablando, porfa, mándame un mensaje o algo, ¡gracias!).

No eres el único con conductas privadas, secretitas y algo vergonzosas

Pero esto de “hacer cositas poco bonitas” nos pasa no solo a los adultos, los niños lo tienen clarinete también y piensan en robar chuches, espiar a sus padres (¡trabajando!).

Lo que quería mi profesor explicarnos con todo esto es que el hecho de vivir en sociedad hace que modifiquemos nuestra conducta, que no actuamos igual cuando sabemos que lo que hacemos está siendo visto por otros ojos. La valoración que hacemos de la conducta y de las consecuencias de la misma no son iguales si estamos solitos que si sabemos que esa conducta va a ser “pública”. Algo así como que, en cierta forma, la sociedad, los otros, ejercen una función de control prosocial: nos portamos “mejor” si sabemos que seremos “vistos”.

Advierto que esto es solo la punta del iceberg de algo mucho más complicado: la conducta humana es mucho más compleja que todo esto, por supuesto.

Hoy con lo que quiero que nos quedemos es con lo más light, con esas pequeñas cosas de las que hablaba al principio, con eso que hacemos porque/cuando nadie nos ve, ese sacarse un moco en soledad hurgando como si hubiera un tesoro al final de tu nariz. Lo hacemos. Todos. Quizá no lo del moco, pero todos tenemos nuestras conductas privadas, y da un poco de risa (y nervios) imaginar que alguien nos pillara haciendo alguna de ellas, ¿verdad?

Mantengamos lo privado en privado, pero riámonos de saber que no estamos solos, que la idea del robar un banco (si nadie te pillara) es popular, y que tu chati, esa persona sexy y atractiva probablemente se haya olido la mano tras tocarse las uñas de los pies alguna vez.

Cómo salen otros del ascensor, con glamour, versus cómo sales tú, que te has estado tocando los granos

Leave a Reply

Your email address will not be published.

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:Responsable: Mamen Jiménez +info || Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. +info || Legitimación: Consentimiento expreso del interesado. +info || Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos. || Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. +info || Información adicional:Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web www.mamenjimenez.com +info